Jambalaya, como preparla

Con más espacio que en el libro completamos la receta  de la jambalaya. Receta que podemos encontrar en el libro de Héctor Martínez “Comer y cantar Soul Food & Blues” editado por Lenoir Libros en 2019, ganador del mejor libro de cocina del mundo en los Gourmand World Cookbook Awards.


Ingredientes de la Jambalaya:

– Sazonador cajún:

– 1 pizca de sal.
– 1 cucharadita de cebolla en polvo.
– 1 cucharadita de ajo en polvo.
– 2 cucharaditas de cayena picada.
– 1 cucharadita de orégano
– 1 cucharadita de tomillo.
– ½ cucharadita de pimentón dulce.
– 1 cucharadita de comino en polvo
– 1 cucharadita de albahaca en polvo.
—-
– Santísima Trinidad (picada):
– 1 pimiento verde, 1 cebolla, 2 o 3 ramas de apio
—-
– 1 taza de arroz
– 2 o 2 ½ tazas de caldo de pollo o de verduras.
– 2 tomates.
– 1 pechuga de pollo.
– 2 salchichas andouille (salchichas picantes del sur de Estados Unidos, pero podremos utilizar cualquier salchicha fresca picante)
– ¼ de kilo de langostinos crudos
– 1 diente de ajo.
– 2 hojas de laurel
– 1 cucharadita de tabasco
– 1 cucharadita de salsa Worcester

La receta

La base de una buena jambalaya son cuatro elementos: el arroz, la Santísima Trinidad (cebolla, pimiento y ajo), el sazonador cajún y la chicha (pollo, salchicha y langostinos). Nos vamos a encontrar diversas variedades de jambalaya. Por ejemplo, si lleva tomate será jabalaya criolla, también llamada jambalaya roja. La receta tradicional cajún obvia esta hortaliza. La receta que vamos a preparar a continuación será la jambalaya criolla.

En primer lugar, haremos el sazonador cajún, para lo que simplemente mezclaremos en un bol las cantidades de las especias. A continuación haremos a la plancha los langostinos antes de pelarlos, de esta manera tendrán mucho más sabor cuando los utilicemos en el guiso. Para ello, calentaremos una sartén o una plancha con un chorrito de aceite y echaremos los langostinos, retirándolos del fuego cuando estén bien dorados por cada lado.

Dejaremos enfriar y pelaremos, embadurnándolos con tres o cuatro cucharadas del sazonador cajún y reservando para más adelante. Trocearemos el pollo en dados de unos tres centímetros de lado. Igual que hicimos con los langostinos, embadurnaremos bien con el sazonador y echaremos en una sartén grande previamente calentada con un chorro de aceite a un fuego medio-alto.

jambalaya, plato importante en la Gira de Oro

La Jambalaya tiene mucho significado en “La Gira de Oro”

Doraremos el pollo tres o cuatro minutos y añadiremos las salchichas troceadas. Cuando veamos que éstas toman color, será el momento de añadir la Santísima Trinidad bien picada, así como el diente de ajo fileteado. Removemos bien y dejamos que se cocine durante unos cinco minutos. Cuando veamos que la cebolla empieza a estar cocida, añadimos el tomate, el arroz y el sazonador cajún que nos haya sobrado. Mezclamos bien y dejamos otros dos o tres minutos para que el arroz vaya cubriéndose de todos los aromas.

Pasado ese tiempo, es el momento de echar el caldo, el laurel, el tabasco y la salsa Worcester. Llevamos a ebullición y en este momento, bajamos el fuego a medio-bajo, tapamos la sartén y dejamos cocer durante unos quince minutos. Durante este tiempo comprobaremos un par de veces como andamos de caldo. Si fuese necesario, echaríamos un chorro generoso, pues de ninguna manera deberemos quedarnos con el arroz seco.

A los quince minutos, añadimos los langostinos y volvemos a cubrir. En cinco o diez minutos debería estar listo. Basta probar el punto del arroz, añadir más caldo si fuese necesario y un poco antes de que llegue al punto, retirar del fuego, cubrir con un trapo de tela la sartén y dejar reposar un par de minutos antes de servir.

A la hora de emplatar, podemos echar por encima del arroz un poco de pimiento verde crudo picado que hayamos reservado del utilizado. Esto le dará un toque crujiente y fresco al plato. Con una copa de vino blanco y agua siempre a mano, podemos degustar este plato rico y sabroso como Nueva Orleans.

Foto de archivo